viernes, 17 de junio de 2011

Los mandos y su vida interior

Bueno, se acerca el varaniiiito, la plaaaya, la pisciiiina, las batallas de soft-cooombat y las vacaciones, principal mente las vacaciones.
Y por que caray las vacaciones, pues por que es un periodo de ociosidad, tenemos mucho tiempo libre en el que no sabemos que hacer, nos aburrimos, nos hemos pasado todos los juegos de la 360 y no tenemos pasta para comprar otro; y en un momento así miras un montón de cachivaches que seguro que tienes por ahí, debajo tienes un mando de una consola que ya ni te acordabas que te tenias, un mando que tiene mas mierda que el palo de un gallinero: Si decides limpiar el mando pasa a la pagina 65, si prefieres ponerte a jugar sin limpiarlo pasa a la..... uys perdón, es lo que tiene jugar a los libro aventuras ^_^U

Ahora en serio (bueno solo un poco mas en serio, lo justo) es increíble la cantidad de porquería que se acumula en los pad´s de juego, cuando abres algunos te llega a dar "asquito" y piensas: pero como "****" a llegado toda esa mierda ahí, si yo me lavo las manos (al menos un par de veces al día *.* ).
La verdad es que el como es secundario, lo principal es sacarlo todo de ahí, aquí pongo unas breves nociones sobre como desmontar los mandos y como limpiarlos (al menos explicare uno de los métodos ya que hay muchos) 

He usado un mando de Dreamcast para el ejemplo, usando las referencias se puede llegar a aplicar a todo tipo de mandos.


  •    Unos bastoncillos de los oídos.
  •    Palillos planos (mondadientes).
  •    Un trapo.
  •    Alcohol de limpieza (lo venden en supermercados, se puede usar el del botiquín).
  •    Destornilladores (acordes a los tornillos).
  •    Un cúter.




Pues lo primero, localizar todos los tornillos y des-atornillarlos. En la foto están rodeados en rojo, una vez los hayas sacado ponlos en algún sitio que sepas que no se van a perder, ponlos todos juntos.

La placa esta fijada a la carcasa mediante dos tornillos que sujetan la carcasa de la bahía de la VMU. Rodeado en blanco están los tornillos que sujetan el control analógico, también los quitamos.
En algunos modelos, el cable esta soldado directa mente a la placa, en otros como es el caso de la dreamcast, el cable se puede quitar, hay que hacerlo con cuidado por que la clavija se puede des-soldar de la placa. el sacarlo o dejarlo es cuestión de comodidad, si no te molesta mejor no lo saques.
Ahora vamos a quitar el embellecedor que lleva el logotipo de dreamcast, por la parte interna vemos que tiene una pestañita, con un destornillador y mucho cuidado aplicamos presión sobre esta asta que salga.
La pieza una vez suelta, ahora solo tenemos que tirar hacia arriba.

Aquí vemos nuestro mando totalmente destripado, hemos dejado los gatillos y el mando analógico.





La porquería se acumula en el pequeño escalón que se usa para que las dos piezas del mando encajen una con otra, lo mejor es usar el palillo de dientes, rascamos un poco para quitar lo mas endurecido y después le pasamos con un bastoncillo de oídos humedecido en alcohol.
En los huecos donde se ponen los pulsadores también se acumula bastante porquería, en ocasiones los pulsadores se atascan; usamos el mismo sistema, palillo y bastoncillo. ya que estamos, limpiamos los pulsadores y la cruceta de control también.
A veces el cable también esta sucio, si se puede, limpiaremos también las conexiones.
Aquí vemos la suciedad, que se acumula en los gatillos, como esta en una zona accesible, no hace falta
desmontarlo.

La carcasa se puede limpiar con un trapo humedecido en alcohol, si el mando tiene serigrafía (dibujitos) el alcohol puede borrarlo, en ese caso usa agua con un poco de jabón.




Bueno esto no es complicado, basta seguir el orden inverso de los pasos dados asta ahora y, si no nos sobran piezas, abremos terminado.


Si ya esta, así de simple y de sencillo; normalmente se tarda una media hora, según las piezas y la roña que tenga el mando.
En todo caso el resultado salta a la vista, de un mando que nos daba asco tocar hemos sacado un mando casi nuevo.

No hay comentarios:

The Daily Puppy

Dale de comer a los pececicos